Docencia

Con la adopción de la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015, todos los países manifestaron su compromiso para promover el desarrollo sostenible y garantizar que nadie quede fuera o detrás de sus beneficios. 

Ante este compromiso universal, las universidades son factor clave al convertirse en esos espacios donde se crea conocimiento. En este contexto de crisis sanitaria global, la ciencia, los saberes y la educación debe salir de las aulas, de las universidades y se debe hacer un énfasis importante en la sostenibilidad, transformar los programas educativos y pensar en la virtualidad, la flexibilidad para llegar a diferentes localidades de nuestros países y de la región, así como en hacer modificaciones en los formatos educativos para promover el pensamiento crítico, el conocimiento relevante y la creación de capital humano.  

Las universidades tenemos la obligación de conectarnos con la sociedad desde diferentes enfoques, ya que nuestra labor principal es transformar vidas para que estas vidas transformadas transformen la sociedad.  

Por ello, resulta fundamental el desarrollo de contenidos, cursos, unidades de formación (TEC21), talleres y capacitaciones enfocadas en promover la educación del y para el desarrollo sostenible, tomando como referencia la meta 4.7 del ODS 4 EDUCACIÓN DE CALIDAD

4.7    Para 2030, garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios (ONU, 2015).